Preselección de nuevos deportes para el programa de los Juegos Olímpicos

Deportes como el Kárate o el Beisbol han pasado la primera selección de cara a integrar el programa olímpico. Serían incluidos a partir de Tokio 2020

Varios deportes han sido preseleccionados para formar parte del programa olímpico, aunque no será de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016, sino con vistas a la cita olímpica de Tokio 2020. Algunos de ellos serían auténticas novedades, así que ya pueden poner en marcha sus apuestas deportivas.

El Beisbol, deporte de gran tradición en Japón, podría volver a formar parte del programa oficial de los Juegos Olímpicos. Ha sido uno de los preseleccionados por el COI, al igual que el Kárate y los bolos. Éste último sería una gran atracción para el público.

Pocas opciones parece tener la escalada deportiva, aunque sus representantes harán campaña durante los Juegos Olímpicos de Río 2016, al igual que los del squash (uno de los grandes favoritos a entrar en el futuro) o el Wushu, deporte basado en artes marciales que podría ser seleccionado dentro del programa de exhibición.

El billar, el baile deportivo e incluso el bridge, también presentaron su candidatura, aunque han sido descartados y no serán novedades dentro del programa olímpico.

Resta menos de un año para que Río 2016 abra los primeros Juegos en Sudamérica. Allí el golf y el rugby a siete volverán a tener protagonismo olímpico, un honor al que solo tienen acceso unos cuantos privilegiados y que quieren vivir en primera persona los practicantes y aficionados de otros muchos.

Para ser elegido dentro del programa oficial es obligado reunir una serie de requisitos como un número de federados mínimo en los cinco continentes o el interés general, mediático e histórico del deporte.