Usain Bolt y Yohan Blake, la velocidad de los 100 metros a examen

Los dos son los grandes favoritos para el oro

Usain Bolt y Yohan Blake
Usain Bolt y Yohan Blake

Los focos del estadio Olímpico de Londres ya están listos, una semana más tarde de la inauguración oficial de la cita, ha comenzado el atletismo; las finales de peso masculino y 10.000 femenino abrieron el fuego el viernes 3 de Agosto, un día antes de que dieran comienzo las series de clasificación de los 100 metros lisos, una de las pruebas más esperadas de los juegos y que reunirá en el tartán del estadio a los dos mayores referentes de la disciplina, los jamaicanos Usain Bolt y Yohan Blake.

Las pruebas de selección de Jamaica encendieron la luz de alarma de Usain Bolt. El astro de la velocidad mundial, triple campeón olímpico en Pekín 2008 (100, 200 y 4x100) y plusmarquista mundial de la distancia, vive por primera vez en su carrera una auténtica pesadilla; siente la presión como nunca y vive amenazado desde que Blake le superó en los 100 y 200 metros lisos de los Trials de clasificación.

Bolt no ha competido durante el mes de Julio, vive aislado pensando en como mejorar su explosividad y poder ofrecer su mejor versión en la final de los 100 metros lisos el 5 de Agosto.

Lo cierto es que el Usain Bolt de los años 2010, 2011 y 2012, no se parece en nada al hombre que pulverizó el récord del mundo en el nido pekinés en 2008 y volvió a rebajar su marca hasta los inigualables 9.58 que figuran como mejor marca de todos los tiempos en el registro oficial de la IAAF. Blake sueña con el título olímpico, batir a Bolt sería la mejor de las recompensas para un hombre que ha sido capaz de correr este año en 9.75. Para ganar la medalla de oro, Yohan tendrá que correr mucho más rápido, probablemente le bastará una carrera entre 9.65 y 9.70.

Usaint Bolt y Michael Phelps fueron los dos grandes mitos de Pekín 2008. El segundo, ha vivido momentos muy duros durante esta cita olímpica, en las piernas de la gacela jamaicana está la posibilidad de no seguir los mismos pasos que el norteamericano.

Los 100 metros lisos será la prueba con más seguimiento mediático de los Juegos, no existirán asientos vacíos en las gradas y los patrocinadores agotarán al máximo sus invitaciones para una de las carreras más esperadas de los últimos años.

En 2008, Bolt no era ni una sombra de la estrella mediática que es a día de hoy, y desde la retirada de Carl Lewis, ningún atleta había aglutinado la capacidad de captar a la audiencia como lo ha hecho Bolt en los últimos años. A la espera del error de alguno de los dos jamaicanos esperan al acecho Justin Gatlin y Tyson Gay; el primero corrió este año en 9.80, mientras que el segundo firmó 9.86 en la misma carrera. La atención mundial se concentra en la recta de llegada del estadio olímpico de Londres… que comience el espectáculo.