Mo Farah, la gran esperanza británica

El ídolo local participará en los 5000 y 10000 metros

Mo Farah
Mo Farah

Mo Farah es el protagonista del sueño olímpico de millones de británicos; ningún atleta consiguió proclamarse campeón en la distancia de 5000 o 10000 metros ante su público en 112 años de movimiento olímpico moderno, el atleta nacido en Somalia intentará desbancar a los grandes dominadores de las carreras de fondo en pista (5000 y 10000), keniatas y etíopes.

Mo Farah, actual campeón mundial de los 5000 metros, abandonó su país a los diez años, una talentosa carrera como atleta le esperaba en Europa. Veinte años más tarde de aquella circunstancia, es la gran esperanza británica en los Juegos de Londres 2012, donde las apuestas le sitúan como uno de los máximos favoritos para alcanzar el oro olímpico en los 5000 y 10000 metros. Bekele, Gebremeskel, Lagat y Wilson Kiprop, se perfilan como candidatos a conseguir hacer sombra al atleta de origen somalí.

El último europeo que consiguió ganar una medalla en la cita olímpica en una prueba de fondo en pista fue el alemán Dieter Baumann en los Juegos de Barcelona 92; desde entonces, se han puesto en juego 24 preseas, y todas han tenido sabor africano. El triunfo de Farah no sería 100 % europeo, su victoria tendría claro sabor al continente negro, ya que Somalia siempre ocupará un lugar importante en el recorrido del atleta más internacional que salió de su tierra desde la retirada de Abdi Bile, el campeón mundial de 1500 metros en Roma 1987.

Las casas de apuestas señalan dos finales muy abiertas, donde el ritmo de la carrera condicionará de forma evidente el resultado de la misma. 

El oro de Mo Farah en los diez kilómetros se cotiza a 2.10 euros, por los 4.00 del genio del atletismo etíope, el incombustible Kenenisa Bekele, que solo participará en los 10.000 metros en la capital británica. Kiprop, Tariku Bekele y Moses Ndiema Masai correrán a la espera del error de los favoritos. Farah y Kenenisa deberían jugarse el oro en un estadio olímpico que se entregará a la causa por su representante en la lucha.

Los 5.000 metros se presentan si cabe más abiertos. Será la segunda oportunidad para Farah, que podría emular a las leyendas Nurmi o Zátopek de conseguir la victoria en las dos pruebas. El tartán de la pista será suyo, la gloria olímpica le espera en una prueba en la que tendrá una competencia brutal en las piernas de Dejen Gebremeskel, bronce en el pasado campeonato del mundo de Daegu, en el que ya fue batido por el británico. Gebremeskel ha sido capaz de correr este año en 12:46.81, una marca inalcanzable hasta el momento para Farah, pero los campeonatos nada tienen que ver con las reuniones internacionales. La ausencia de liebres y la obligación de correr un mayor número de carreras abre el abanico de las posibilidades.

Gebremeskel y Farah reciben la misma valoración por parte de la casa de apuestas Bwin, su oro cotiza a 2.50, pero el hecho de que el etíope solo participe en los 5000 le hacen favorito en un duelo frente a Farah. El veterano norteamericano (nacido en Kenia) Lagat y Koech esperarán su oportunidad; Bwin pagaría cerca de los diez euros por su medalla de oro.

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter