Europeo de Balonmano; España hace la "hombrada" y da la gran sorpresa

La portería marcó la diferencia con Hombrados por encima del 30% de efectividad

Aguinagalde, pívot titular. Foto:lainformacion.com
Aguinagalde, pívot titular. Foto:lainformacion.com

Tras la espectacular victoria de la primera jornada ante la selección francesa, España afronta con garantías los dos encuentros que le restan en la primera fase del campeonato de Europa de balonmano. Hungría y Rusia serán sus rivales; ¿quiénes son y qué podemos esperar?
Los dos equipos empataron en el otro partido del grupo C. Fue un duelo intenso en el que las dos selecciones eran conscientes de la importancia de la victoria tras el resultado entre Francia y España.
La derrota del equipo de Karabatic, obligaba a magiares y rusos a sumar los dos puntos para no verse relegados en la lucha por estar en la segunda fase. Hungría no pudo hacer valer su superioridad numérica y desaprovechó el último de sus ataques, que dejó el marcador en el empate a 31 final.
Los húngaros son entrenados por Lajos Mocsai, un técnico con mucha experiencia internacional tanto en clubs como en las dos selecciones nacionales (fue seleccionador femenino y masculino) a las que ha dirigido en diferentes épocas.
Practican un balonmano de contacto, muy físico y de desgaste del rival.
Ante España tendrán muchos problemas ya que el pivote Szabolcs Zubai y el extremo Tamas Ivancsik , dos de sus mejores jugadores, tuvieron que retirarse ante Rusia aquejados de diversas molestias. Habrá que estar atentos también al trabajo de todo un trotamundos del balonmano europeo, Gabor Csaszar, jugador de gran sentido táctico y mucha explosividad.
España y Hungría ya se enfrentaron en la primera fase del campeonato europeo de hace dos años, con victoria española por 34-25. Las cosas le fueron muy mal al conjunto magiar en aquel torneo, ya que quedaron últimos de grupo y por tanto eliminados.
Volvieron a enfrentarse en el campeonato del mundo del pasado año. Tras mostrar una evidente mejoría, España volvió a ganarles en la segunda fase por 30 a 24. 
Los húngaros son a día de hoy un equipo mucho más completo que en citas anteriores, pero España debe imponerse.
El jugador del Fútbol Club Barcelona Konstantin Igropulo, es el integrante de la selección rusa más peligroso. Lateral derecho de gran polivalencia y capacidad goleadora que estuvo muy flojo en el primer encuentro frente a los húngaros, ya que solo tuvo un 29% de efectividad en los lanzamientos a puerta.
Les entrena Vladimir Maksimov, un ex-jugador de la selección soviética que se proclamó campeona olímpica en los juegos olímpicos de Montreal 1976.
Todos los integrantes del equipo menos Atman, Bogdanov y el citado Igropoulo, juegan en el poderoso conjunto ruso del Chekhovskiye Medvedi. Selección experimentada y de gran madurez, que no obstante no se encuentra a priori en el cartel de grandes favoritos de la competición.
España ya ha encarrilado su pase a la segunda fase. Un equipo de los cuatro de este grupo C, dirá adiós al campeonato de Europa.
La lucha será dura en las dos jornadas que restan para completar la primera criba.

Últimos Comentarios

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter