Los refugiados podrán competir en Río 2016

El Comité Olímpico Internacional abre las puertas de la cita olímpica a los más de veinte millones de refugiados que existen repartidos por el mundo.

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 representarán una vía de salvación para los deportistas refugiados. Existen más de veinte millones de refugiados en el mundo, y el COI quiere que aquellos que puedan potenciar su talento deportivo tengan posibilidad de acudir a la cita olímpica, algo que hasta el momento era imposible.

Los atletas refugiados se hospedarán en la villa olímpica y podrán tomar parte de las distintas disciplinas del programa olímpico si logran demostrar el nivel apropiado. El COI ha preparado un programa económico para ayudar a los deportistas refugiados a competir, aunque lo harán sin representar a ninguna nacionalidad, compitiendo bajo bandera e himno olímpico.

La medida se integra dentro del programa de solidaridad que el Comité Olímpico Internacional está impulsando en favor de las personas con menos recursos.

Además, el presidente Thomas Bach ha instado a las naciones unidas a mantener la tregua olímpica y el cese de hostilidades durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río 2016. Se cumplirá así la tradición olímpica inspirada en los Juegos de la antigua Grecia.

El Olimpismo debe servir para hermanar a las diferentes culturas y sobre todo para inspirar valores que puedan ayudar a la convivencia entre gentes de distintas culturas. Con este paso hacia los refugiados el Comité Olímpico quiere dar un paso en la igualdad de los diferentes pueblos y entre todos sus habitantes.

Queda menos de un año para que comiencen los Juegos Olímpicos de Río 2016 y el comité organizador quiere atar hasta el último detalle para que todo salga a la perfección.