Los nuevos deportes que pueden entrar en los Juegos Olímpicos

Varios deportes aspiran a entrar en el programa olímpico de Tokio 2020. El CIO quiere que sean atractivos para que puedan atraer patrocinadores.

Llegar a ser deporte olímpico es un camino muy difícil para muchos deportes, aunque ya está cerrado el programa definitivo de cara a Río 2016, todavía está abierto el calendario de Tokio 2020. El Comité de Juegos Olímpicos internacional desea que los nuevos deportes tengan un gran atractivo mediático y puedan atraer a nuevos patrocinadores y a las casas de apuestas.

Varios deportes han superado las primeras cribas para llegar a formar parte del programa en Tokio 2020. Así por ejemplo el Beisbol podría volver a los Juegos Olímpicos en Japón. Este deporte cuenta con numerosos aficionados en el país del sol naciente, donde están construidos numerosos estadios.

Otro deporte muy popular es el Kárate, que sin embargo nunca ha estado presente en una cita olímpica. La organización está muy interesada en incluirlo, aunque podría entrar como deporte de exhibición.

Los amantes del surf están de enhorabuena, ya que esta modalidad podría tener un gran impulso si finalmente es incluida de cara a Tokio 2020. Su atractivo visual haría que numerosas firmas comerciales apoyaran esta idea.

Existen dos deportes más que ya han superado la primera supervisión del Comité Olímpico: la escalada deportiva y el Skateboarding. El primero reune a la perfección los valores de esfuerzo que promueve el olímpismo, mientras que el segundo es muy popular en jóvenes de todo el mundo y su inclusión permitirá abrir el movimiento olímpico a las nuevas generaciones.

En los próximos meses se conocerá la elección definitiva y los deportes que pasarán a formar parte de los JJOO de manera oficial.